Ready Player One: el Spielberg más palomitero

ready-player-one-televisando
Ready Player One: el Spielberg más palomitero
5 (100%) 2 votes

Analizamos lo último de Steven Spielberg: Ready Player One, recién estrenada en cartelera. ¿Estáis listos para una descarga de cultura pop? Porque eso es lo que promete, y da, esta película basada en la novela de Herbert Cline.

Tráiler de la película

Sinopsis

El Facebook/Matrix de 2045 se llama OASIS. A esta red puede conectarse cualquier persona que desee pasar un buen rato o evadirse, como el protagonista, nuestro amigo Wade. De hecho, OASIS es lo cotidiano, porque la vida real da bastante lastimita. Ya sabéis: distopías futuristas, nos estamos cargando el planeta, cada vez estamos más hiperconectados y a la vez más solos y míseros.

Pronto nos sumergimos en ese universo-avatar de realidades paralelas, en competición con otras personas-jugadores, cuando se da a conocer la noticia de que el creador de OASIS ofrece su fortuna a quien haga la jugada perfecta y encuentre el tesoro escondido. Wade se lía la manta a la cabeza y, junto con otros jóvenes, se dispondrá a encontrar todos los “huevos de pascua”. Todo por la pasta.

Hay tantas referencias a videojuegos y otras películas y personajes (desde King Kong hasta Tomb Raider y Sega, pasando por Regreso al futuro, Batman, Hello Kitty o Parque jurásico) que, efectivamente, esta película entra en la categoría “Si parpadeas te lo pierdes”. No puede ser más entretenida, y en eso acierta como gran producto para las masas que siguen pidiendo material nostálgico (de los 80 no se vuelve, esto es así).

Pero en este punto es cuando le decimos al director que marcó nuestras infancias y juventudes: no, Spielberg, una historia vacua y una historia de amor simple y con poco jugo no justifican una megaproducción que, por lo demás, es totalmente efectiva en lo que a concepto visual se refiere. Poca fuerza en una película que podía haber exprimido más el libro de Cline. (Ya os aconsejaba que leyeseis los libros antes de ver una película y seguiré haciéndolo) 🙂 Aunque, por supuesto, está la opción de ir al cine obviando este paso, en cuyo caso te sorprenderá y entretendrá.

Conclusión

Buena opción para pasar el rato, de colegueo o en familia, pero no auguramos que pase a la historia como uno de los mejores hitos de Spielberg, porque predeciblemente en unos años se nos haya olvidado y no tiene pinta de que vaya a envejecer bien. Si ya la has visto, ¡cuéntanos qué te parece!

¿Tienes algo que comentar sobre este post?