¿Qué coño le pasa a Disney? Parte I

4
1157
¿Qué coño le pasa a Disney? Parte I
Valora la página/post

LLevo pregúntandome eso pácticamente media vida. He crecido con las películas de Disney y, francamente, a veces se me quedaba el culo torcido con algunos de sus mensajes (y ni si quiera hablo de los subliminales…).

Nunca entendí porque la Cenicienta acababa bien, una tía a la que roban su herencia, le hacen limpiar la casa de rodillas y la suciedad de sus hermastras y madrastra, así sin más, sin cobrar un sueldo ni nada, “tú limpias porque yo lo digo…”, y va la tía y lo hace!!!!!!. Una mujer sin amor propio, que agacha la cabeza y encima da las gracias. Eso sí, ya está el Hada Madrina para hacer justicia, porque ella sóla no sabe cambiar su vida y decir ya basta. La Cenicienta no debería acabar bien con una mujer así como protagonista, vaya lección de vida: se sumisa, cállate la boca , arrástrate y tranquila, que ya vendrá un hada que te salve la vida…(la eterna espera del que no tiene huevos u  ovarios).

Bueno y que me dicen de Bella, de la Bella y la Bestia, ole con ole la tía. A ver, la buenorra de la ciudad que prefiere leer libros a tener amigos, en plena adolescencia y locura hormonal. Que está muy bien leer, claro que sí, pero un poquito de ligoteo, salir, relacionarse con gente, pues sería también sano. Así le pasa, que prefiere hablar con tazas y candelabros que con personas. Yo creo que la Bestia o se enamora de ella porque está lozana o porque no ha “catao”mujer en mucho tiempo. Cuidado, que lo mismo Bestia podría ser su padre, a saber que edad tiene.

También tenemos a la  “lerda mayor”: Blancanieves. Según ella, es mejor que te despierte otro a abrir los ojos por ti misma, eso sí, mejor un beso del principe que practicarle la RCP, a pedrada limpia le despertaba yo. Y no le despierta el amor verdadero, le despierta el calentón, porque ¿qué hay de amor entre dos personas que no se conocen?. Y un aplauso para el maravilloso cazador. La madrastra le ordena matar a Blancanieves porque es más bella que ella (importantísimo), y este hombre cuando está a punto de clavarle el puñal decide cambiar de opinión y traicionar a su jefa porque Blanca está muy buena. Vamos, que si la orden hubiese sido matar a una fea, el cazador le pega siete puñaladas sin pestañear. Ya sabéis mujeres, el ser guapa te puede salvar la vida (qué cosas oiga).

Y luego está Pinocho, que menudo pieza el Geppetto, un hombre adulto que se siente sólo y se hace un niño de madera, raro suena un rato. Vale, que quería un hijo, pues puestos a elegir te lo fabricas con dos dedos de frente. Que al muchacho le dicen tres cosas y las tres las hace mal: ve al cole, no te vayas con extraños y no mientas. Todo en la misma mañana, ¡Pinocho for president!.

Aunque Disney está intentando remendarse, que yo lo sé. De todas maneras, reconozco que seguramente volveré a ver algunas de estas pelis, porque a pesar de los pesares algo tienen, (creo que es debido a los mensajes subliminales, ahí lo dejo). Pero agradezco a mis padres haberme criado con valores como el amor propio y el respeto por uno mismo, no vaya a ser que un día no pueda despertarme hasta que me bese un príncipe.

Continuará, que hay mucha tela que cortar….

Iris Carrasco

¿Tienes algo que comentar sobre este post?

Soy actriz y escritora. Fan de las tardes de peli y manta.