The Disaster Artist: persigue tu sueño

0
156
The Disaster Artist: persigue tu sueño
5 (100%) 1 vote

¿Podemos considerar a Tommy Wiseau como un emprendedor, un visionario, un chalado, un tipo con suerte o como todo eso a  la vez? En cualquier caso, en Televisando apostamos por los protagonistas que tienen un sueño, la convicción de que se cumplirá y trabajan duro hasta conseguir lo que se proponen. Hoy traemos la reciente The Disaster Artist (demos gracias porque en España se ha llamado igual) basada en la figura de Wiseau, director, productor, guionista y actor de la (considerada por muchos) peor película de la historia: The Room (2003). Hace más de una década el incomprendido director y su más aún incomprendida opera prima entraron por la puerta grande en Hollywood para darse el batacazo casi a la semana… y convertirse para la posteridad en una auténtica obra de culto. A día de hoy The Room sigue proyectándose en las mejores peores sesiones de películas malas; sin ir más lejos, en CineCutre emprendedor la aman profundamente.

Interpretada por los hermanos James Franco (Tommy) y Dave Franco (Greg), The Disaster Artist es sobre todo una comedia (cómo no serlo cuando vislumbramos el esperpéntico mundo de Tommy, un extrañísimo actor que sueña con triunfar en Hollywood), pero no nos engañemos: permanece el trasfondo trágico de su identidad, su soledad, su sentimiento permanente de que todos a su alrededor le traicionan, su incapacidad para no causar extrañeza… Vamos conociendo tanto a Tommy y a Greg como la gestación de la película y entendemos que Wiseau tiene un sueño y mucha pasta, pero es un absoluto desastre, mientras que a Greg le sucede todo lo contrario. Ambos se unirán en un pacto casi fraternal para triunfar como actores. Cuando les cierran todas las puertas, deciden que harán una película por su cuenta.

“No es cuestión de suerte”, le dice Tommy a Greg mientras juegan al fútbol americano. Es dar lo mejor de ti mismo y nunca rendirte. Cierto es que Tommy lo tenía todo para triunfar y ni dando lo mejor de sí mismo llegó a conseguir que tomaran en serio su obra. Pero es que quizá el efecto rebote fue aún mejor que lo que nunca soñó. The Disaster Artist es una gran película basada en un gran tipo. Como siempre recomiendo por defecto, mejor en versión original.

¿Tienes algo que comentar sobre este post?